¿Estufa de pellets o de leña?

Las estufas de pellets son cada vez más comunes en los hogares. Son muchos los beneficios que pueden aportar. Destacan principalmente al poseer los pellets un  mayor poder calórico en comparación a la leña, suponiendo una inversión a largo plazo más económica. Si todavía no te has decidido por comprar una estufa de pellet u optar por una de leña, a continuación te desvelamos las ventajas y desventajas de cada una de ellas.

¿Qué es más rentable, una estufa de pellets o de leña?

La comparación entre las estufas de pellets y leña nos lleva a hablar sobre uno de los puntos más importantes para el comprador, el precio. Una caldera de biomasa te permitirá ahorrar más en relación a otros combustibles tradicionales. La inversión inicial será mayor en una estufa de pellets que una de leña, debido principalmente a que se trata de un sistema mucho más complejo. Si hablamos del precio final en la factura, la diferencia entre estufa de pellet y leña es mínima. Sin embargo, la clave se encuentra en el largo plazo: los sacos de pellets como combustible son mucho más rentables.

Estufa de leña vs pellets, ¿cuál calienta más?

Si quieres tener una estufa de biomasa en un piso, sin duda decantarnos por una de pellets es la opción que te dará más beneficios. Este sistema de calefacción es perfecto para hogares pequeños debido a que su autonomía puede durar muchas horas, y más sabiendo que las estufas actuales pueden programarse y autorregularse. La capacidad de calentar de una estufa de pellets es mucho mayor que una estufa de leña. Las primeras ascienden hasta un rendimiento del 95% con respecto al PCI (Poder Calorífico Inferior). Las estufas de leña por el contrario logran un 75% sobre el PCI. Resumiendo, los pellets generarán mucho más calor y de forma más estable.  

¿Puedo tener una estufa de pellets en un piso?

Puedes instalar sin ningún tipo de riesgo una estufa de pellets en tu piso. A pesar de ello has de conocer ciertos aspectos importantes y cruciales para su instalación. El primer paso será elegir la ubicación adecuada para instalar una estufa según el tubo de evacuación de humos. Se trata de tubos con diámetros de entre 8 y 10 centímetros. Ya sea una chimenea de pellets o leña, recuerda que es muy importante tener habilitada una zona para guardar el combustible. En el caso de los pellets bastará con una zona seca en la que almacenar los sacos, mientras que la leña nos obligará a tener un espacio más amplio.

¿Mejor una estufa de leña o de pellets para el medio ambiente?

Los dos modelos son respetuosos con el medio ambiente. Al tratarse de combustibles que provienen de la biomasa, las emisiones de CO2 son ínfimas. En el caso de los pellets, éstos se han fabricado directamente de los residuos de madera y troncos, ayudando así a un uso sostenible de la misma.

Estufas de pellets: sin apenas inconvenientes

En cuanto a las estufas de pellets, ten en cuenta que quizás una estufa no sea suficiente para calentar toda tu casa. En este caso deberás comprar varias o elegir una estufa canalizable, pero habría que colocar tubos por las habitaciones. Por otra parte, no existen estufas de pellets sin salida de humos, así que siempre deberán tener una pequeña abertura para garantizar la buena combustión -aunque con las de leña sucede lo mismo-.

Otro paso importante que dar si vives en un edificio es hablar con los propietarios. Instalar una estufa de pellets en un piso requerirá el permiso de la comunidad. La normativa actual establece que los tubos de salida de humo deben desembocar en el tejado, así que aunque los saquemos a la altura de nuestro piso, siempre tendrán que recorrer la fachada hasta la cubierta. Esto es un elemento que afecta al aspecto de la fachada y, por tanto, debe tener el voto a favor de la comunidad de vecinos.