Estufa de pellets en un piso

La instalación de una estufa de pellets en un piso se ha convertido en una de las soluciones ideales para la calefacción durante los meses más fríos del año. Sus ventajas frente a la leña o la calefacción tradicional son numerosas, destacando especialmente en el reducido precio de los pellets, un mantenimiento muy sencillo y un desempeño sobresaliente en términos de eficiencia energética. Si tras echar un vistazo a sus características te has lanzado a la compra de una estufa de pellets, te explicamos qué necesitas saber para su instalación en un piso

¿Se puede poner una estufa de pellets en un piso? 

La respuesta corta es sí, podremos instalar sin problemas una estufa de pellets en un piso, pero debemos tener en cuenta diversos puntos importantes, ya que de ellos dependerá el correcto funcionamiento de la propia estufa. Por ejemplo, será importante tener acceso al tejado para la instalación del tubo de expulsión. Ten presente que la instalación del tubo de evacuación debe realizarse por la cubierta o en dirección al tejado. A su vez, el lugar de instalación deberá estar cerca de una toma de corriente. Tampoco está de más recomendar que la instalación de la estufa de pellets se realice sobre una chapa de acero o láminas aislantes si el suelo es de madera, de esta manera evitaremos que la superficie del hogar sufra.  

En definitiva, si cumples lo mencionado anteriormente prácticamente está todo listo, solamente debes atender a la normativa referente a este tipo de equipo doméstico y contar con la aprobación de la comunidad si no resides en una vivienda unifamiliar.

Estufa de pellets en un piso: Normativa

La normativa UNE-EN ISO 17829:2016 en España regula el uso de estufas de calefacción que utilizan la pellets como combustible, concretando así los valores de eficiencia energética de los propios aparatos, las emisiones de gases, etc.

bioforestal

Hay que tener en consideración otros reglamentos y códigos técnicos de edificación. En el artículo 7 de la LPH (Ley de la Propiedad Horizontal) se concreta que “el propietario de cada piso o local podrá modificar cuando no menoscabe o altere la seguridad del edificio, (…) o perjudique los derechos de otros propietario, debiendo dar cuenta de tales obras previamente a quien represente la comunidad” de cara a la modificación de la fachada. 

Otra normativa que no tenemos que pasar por alto es la citada en el RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios), especificando  que cualquier equipo que genere combustible gaseoso deberá contar con una salida al tejado cuya chimenea supere en al menos dos metros la altura de los edificios circundantes. 

Por último, en el Código Técnico de la Edificación (RD 314/2006) se especifica que “para limitar el riesgo de contaminación del aire interior de los edificios y del entorno exterior en fachadas y patios, la evacuación de productos de combustión de las instalaciones se producirá con carácter general por la cubierta del edificio”.

En conclusión, si nos regimos al cumplimiento de este tipo de normativas, como la RITE, junto a la aprobación de la comunidad de propietarios y teniendo en cuenta los requisitos del piso para los sistemas de calefacción de este tipo, no deberíamos tener ningún tipo de problema a la hora de instalar la estufa de pellets, por lo que podríamos empezar a disfrutar de todas sus ventajas, tanto económicas como medioambientales ¡Únete a la energía verde que dura!