Pellets para chimeneas: ¿Podemos usar pellets en chimeneas corrientes?

Los pellets son la mejor alternativa a los combustibles tradicionales fósiles para procurarnos la mejor calefacción en invierno. Son muchas sus ventajas, como un coste muy barato y estable (en comparación con otros combustibles), un nivel de humedad mínimo que garantiza el mayor poder calorífico y eficiencia, o un reducido nivel de cenizas que mejoran el mantenimiento y alargan la vida de las estufas y calderas. Por todos estos motivos y otros, un pellet de calidad siempre es la mejor opción pero… ¿podemos usar pellets en chimeneas corrientes?

Por sus ventajas, especialmente los pellets de marcas premium como el de Bioforestal, que cuenta con certificados  que miden el rendimiento, como ENplus A1 o DINplus, y certificados que demuestran su sostenibilidad, como el exclusivo SBP o PEFC y FSC, muchas personas se preguntan si pueden usar también los pellets en chimeneas corrientes. La respuesta es sí y no, depende de cómo los usemos.

¿Puedes usar pellets en chimeneas?

En primer lugar, debes conocer que la mejor forma de aprovechar todas las ventajas de los pellets es usando un sistema de calefacción específico para ellos, como una caldera o una estufa de pellets. Estas regulan la temperatura y pueden programarse (teniendo mayor control del encendido y apagado), gestionando automáticamente la alimentación de los pellets según lo van necesitando. 

Por norma general no está recomendado usar pellets en chimeneas corrientes, puesto que la combustión de dichas chimeneas no es tan eficiente y el pellet puede arder mal provocando más humo del recomendado. Además, estaríamos desperdiciando bastante combustible sin aprovechar sus beneficios. 

Pero sí, existe una forma de poder usar pellets en una chimenea corriente y aprovechar sus ventajas: utilizando un adaptador.

bioforestal

Quemador de pellets para chimeneas: más eficiente que la leña

El adaptador que nos permitirá usar pellets en nuestras chimeneas de leña convencionales generalmente se encuentra en las tiendas físicas u online bajo el nombre de “quemador de pellets para chimenea”. Este adaptador de pellets para chimeneas es una alternativa cada vez más usada ya que se necesita mucha menos cantidad de pellets que de leña para calentar una habitación, debido a las características de humedad y poder calorífico.

Estos quemadores te permiten convertir fácilmente tu chimenea cerrada o abierta en una estufa de pellets eficiente. Obviamente una estufa de pellets tendrá mejor rendimiento y es más cómoda, pero estos quemadores sólo cuestan de 200 a 300 euros si hablamos de uno con calidad, por lo que se trata de una alternativa bastante barata. Desde luego, compensará por el ahorro que suponen los pellets y la comodidad de utilizarlos y guardarlos fácilmente.
Los quemadores de pellets garantizan una rápida ignición y un rápido aumento de la temperatura, permitiendo que los pellets se consuman de forma correcta. Por ello no debemos usar pellets en chimeneas si no disponemos de un buen quemador pero, si hemos adquirido uno, podrás hacerlo sin preocupación.